martes

CONOCIENDO PARQUE IGUAZU

Buscando un lugar en nuestro país para vacacionar en invierno, una de las propuestas más interesantes, después de la nieve, surge de un atractivo turístico imponente : El Parque Nacional Iguazú, en el norte de la provincia de Misiones. www.iguazuargentina.com
Este parque , fue creado el 9 de octubre de 1934, con el objetivo de conservar una de las mayores bellezas naturales de la Argentina : Las Cataratas y el espléndido marco de la selva subtropical que las rodea.
En la actualidad el parque posee una superficie de 66148 hectáreas, compuestas de diversas áreas, que hacen del lugar un excelente refugio natural, con flora y fauna autóctona.
  • EL PARQUE Y SUS ATRACTIVOS

El parque cuenta con un Centro de Visitantes desde el cual se accede a los circuitos a través del tren o bien por el sendero verde. Desde el circuito inferior es posible acceder al bote que realiza el cruce del río y lleva a la Isla San Martín , el costo del traslado en bote esta incluido en la entrada que se cobra al parque.
En el Área Cataratas es posible visitar el salto de agua más importante de todos: Garganta del Diablo. Desde la estación Cataratas se llega en el tren hasta la estación Garganta que permite acceder a la pasarela desde la costa hasta el mirador.
En este sitio, donde el agua cae desde aproximadamente 70 metros de altura, nos sorprenderá el ensordecedor bramar del agua, permanentemente cubiertas por densas columnas de vapor, que despide el choque del agua con las rocas. www.welcomeargentina.com/paseos/bajo_laluz_delaluna/
video
Este es un paseo fantástico ya que permita visualizar la fuerza del agua en su mayor esplendor y por sobre todo sentir el agua y la humedad por la cercanía a la misma.
  • LA SELVA MISIONERA
El Parque además, cobija en su interior otro protagonista natural la selva. La selva suele atemperar el clima, reduciendo los extremos de calor, actuando como abrigo contra el frío y manteniendo la elevada humedad ambiental, creando el ambiente propicio para el desarrollo de una gran variedad de especies vegetales, unas 2000, que crecen en múltiples formas.

Los mamíferos se distribuyen en todos los estratos vegetales, y muchos de ellos tienen en común características determinadas por el medio selvático que habitan: su favorable disposición hacia el agua y facilidad para desplazarse a través de la densa vegetación.
En el sector de las pasarelas es frecuente encontrar grupos de coatíes, que se han vuelto muy confiados, y pasean libremente entre la gente y ellos son los dueños de este maravilloso Parque Nacional Iguazu.


María Laura Galvez

Maceió, las contradicciones del Brasil del norte




La ciudad de Maceió, encierra aquellas cosas que resultan especialmente cotradictorias de Brasil.
En primer lugar, a pesar del gran crecimiento de dicho país, existen marcadas diferencias entre el norte y el sur. Maceió, ubicada en el noreste brasileño, capital del estado de Alagoas, es particularmente pobre y posee una población que ronda los 800.000 habitantes. Las actividades principales son la artesanía (verdaderamente destacable), la pesca y el turismo. Las mujeres de los pescadores realizan trabajos de bordados a mano, una actividad que fue transmitida de generación en generación.

Cabe mencionar la gran variedad gastronómica que posibilita la riqueza del mar típica de la costa de Brasil: peces, mariscos, crustáceos y moluscos, donde se destacan los riquísimos camarones y langostas.


Importante distinción merecen los bailes y la música tradicional del norte de Brasil. El forró, un baile de movimientos rápidos y el capoeira resultan un entretenimiento que no se puede dejar de disfrutar en una visita a la ciudad.

Maceió, conocida por sus playas y variadas lagunas, es una ciudad pequeña que se destaca por su belleza natural, enclavada entre los cocoteros, pantanales y el mar. Sin embargo, y a pesar de la educación ambiental que está desarrollando el Estado, las playas de la ciudad, alrededor de las 14 horas, están cubiertas de basura.

Más allá de eso, Maceió posee una buena infraestructura hotelera y es un destino turístico digno de visita, donde es posible adentrarse a otra realidad de Brasil y conocer un paisaje paradisíaco.